Foto de Catalina Valencia, Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte

Lectura, escritura, libros y bibliotecas: las palabras que crean esperanza y libertad

En uno de sus textos el escritor argentino Jorge Luis Borges afirmó que imaginaba el paraíso como un tipo de biblioteca. Un paraíso extenso, infinito, silencioso, en donde cada rincón tiene dispuesta una historia que espera para ser descubierta, un tema sobre el que todavía no sabemos algo y al que basta acercarse para aprenderlo, un poema que nos presenta el mundo desde una mirada distinta. Si el paraíso resulta ser de verdad una biblioteca será todo eso, y también la posibilidad del encuentro con otras personas que, igual que nosotros, se leen en sus libros, y también la posibilidad de que entre conversaciones y lecturas decidamos escribir nuestras propias historias, soñando incluso nuevos e inexplorados paraísos.

La lectura, la oralidad, y la escritura están íntimamente entrelazadas. Leer historias, contarlas y escribirlas es todo parte de un mismo gesto, de un mismo acto. Esa práctica la convoca una biblioteca, la potencia, la hace posible en escenarios donde es tan necesaria como vital. La semana pasada acompañamos la premiación del sexto concurso de cuento corto “Cuentos por teléfono 2022”, que organiza BibloRed en la Cárcel Distrital. En total, desde la primera versión hasta esta sexta versión, son más de seiscientos relatos que han escrito personas privadas de la libertad como parte de un proceso de talleres de escritura y lectura y el acompañamiento de la Biblioteca Cárcel Distrital. La importancia de esas seiscientas historias, de esos seiscientos ejercicios de creación, no puede ser medida. No es sólo soñar la libertad y hacerla palabra, es imaginar otra vida posible, otro futuro posible, y empezar a hacerlo real.

Somos esas historias que escribimos, y somos las historias que leemos. Bogotá es una ciudad lectora, y para seguir alimentando esa parte de nuestra cotidianidad que disfruta explorando otros mundos, adquiriendo nuevos conocimientos, y soñando nuevos horizontes, también la semana pasada estuvimos en el Portal El Dorado con una nueva versión de Lecturas en movimiento, la estrategia con la cuál llevamos la Biblioteca Digital de Bogotá a los sistemas integrados de transporte público. Usuarios de Transmilenio pueden escanear los códigos QR para acceder a miles de contenidos disponibles, y así, mientras llegan a destino, pueden recorrer otras vidas y otros mundos, o conocer lo desconocido. Con esta iniciativa esperamos seguir llevando la lectura a la cotidianidad, para que tengamos cada vez más historias que contar.

Finalmente, el concurso de cuento breve Bogotá en 100 palabras cerró la semana pasada su convocatoria, con más de 11.800 relatos participando. Todas esas historias, todas esas narraciones, hacen ya parte de las miradas que elegimos para contar nuestra ciudad, de su diversidad de voces, de su riqueza en historias.

Que sean cada vez más las voces que cuentan, que leen, que escriben, y que sigamos componiendo desde las letras la Bogotá que queremos.

Feliz semana.

 

Catalina Valencia Tobón
Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.