Festival Escolar de las Artes - Joven tocando el saxofón
Foto: SCRD

Festival Escolar de las Artes para crear nuestra mejor versión

Por: Nicolás Montero Domínguez

Cuando regresa de su primera salida, ya ordenado caballero, pero apaleado y maltrecho sobre la carreta de uno de sus vecinos, Alonso Quijano (o Quijana), ahora Don Quijote, responde con una de sus frases memorables cuando el otro, viéndolo tan extrañamente vestido, pone en duda su juicio y su lucidez: “Yo sé quien soy, y sé quien puedo ser”.

El que regresa, roto y derrotado, el lector que por leer dicen que enloqueció, deja claro que esa que llaman su locura, y que no es otra cosa que el deseo de vivir el arte que antes contemplaba, le permite conocerse a sí mismo y le entrega las herramientas para construirse a futuro. Sabe quién es, sabe quién puede ser. Esos dos aprendizajes se cuentan entre los más importantes que la creación puede entregarnos, y esos dos aprendizajes son los que queremos celebrar y potenciar, desde la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte y la Secretaría de Educación, con el Festival Escolar de las Artes.

Aprender a crear desde alguna disciplina artística, ya sea la danza o el teatro, ya sea la música o la literatura, significa establecer un nuevo tipo de relación con el mundo. Significa, entre otras cosas, hacerse consciente de la capacidad de transformación que está latente en cada uno y cada una de nosotras, y desde allí, a partir de esa comprensión, encontrar las herramientas para proponer al mundo opciones inesperadas, novedosas, creativas, y reveladoras para avanzar hacia el futuro.

Las artes, como una forma posible de creación, permiten que entendamos que las cosas no son lo que son y basta, que un lienzo no es sólo un lienzo, que un escenario no es sólo un escenario: las cosas son lo que hagamos de ellas, y podemos hacer todo aquello que nuestros sueños imaginen y nuestro talento pueda esculpir. Aprender a crear desde una disciplina artística libera y dignifica, y aprenderlo en la niñez y en la juventud revela además múltiples expresiones de la esperanza.

En las aulas, en los pasillos, en los colegios; en las casas, en las calles, en las comunidades; en cada localidad, en cada territorio, en toda Bogotá: niños, niñas y jóvenes creadores y creadoras, mostrando sus talentos, preparando sus creaciones, siendo aire fresco y luz nueva y surco fértil para el mañana. Bienvenidos y bienvenidas al Festival Escolar de las Artes que a nivel local y distrital nos permitirá conocer los talentos de quienes desde ya están transformando el mañana que habitarán.

Pongamos la mirada en los colegios de Bogotá, en las creaciones de nuestros y nuestras estudiantes. Estoy seguro de que el asombro, la belleza y la esperanza nos mirarán de vuelta.

Visita nuestras redes sociales para estar al tanto de noticias y convocatorias.