Robert Redeker en la Biblioteca Pública Venecia

A quienes están envejeciendo, el filósofo francés Robert Redeker les dice: “¡Regocíjense!". La vejez, para él, es bienaventurada: la hermosa aventura de una humanidad verdadera.