‘Bogotá en 100 palabras’, un concurso para pensar, sentir y reescribir la ciudad

La Alcaldía Mayor y la Cámara Colombiana del Libro, en el marco del Plan Distrital de Lectura y Escritura ‘Leer es Volar’, lanzaron oficialmente un concurso de relato breve que busca que niños, jóvenes y adultos relaten cómo viven y sienten su ciudad.  

Este concurso, inspirado en el proyecto chileno ‘Santiago en 100 palabras’ y el cual se ha replicado en otras ciudades como Puebla (México) y Budapest (Hungría), llega por primera vez a la capital de Colombia para que sus ciudadanos piensen, imaginen y reinterpreten la ciudad a través de la palabra.

La iniciativa forma parte de las acciones del Plan Distrital de Lectura y Escritura ‘Leer es Volar’, que tiene como objetivo principal promover e incentivar la cultura escrita en la ciudad, y cuenta con el apoyo de las secretarías de Educación y de Cultura, Recreación y Deporte, el Instituto Distrital de las Artes (IDARTES), la Cámara Colombiana del Libro y la Fundación Plagio de Chile.

De esta forma, el Alcalde Mayor Enrique Peñalosa invita a la ciudadanía a que participe escribiendo un relato breve, de ficción o no ficción, que hable sobre una experiencia en Bogotá, en no más de 100 palabras. Los mejores relatos circularán en el espacio público - plazas, parques, transporte masivo, etc. -, en redes sociales y será incluido en un libro de distribución masiva.

Para Enrique González Villa, presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana del Libro, este concurso es una invitación para que los habitantes de la ciudad cuenten de manera espontánea sus experiencias y la relación con su entorno.

La convocatoria estará abierta hasta el sábado 30 de septiembre del año en curso. Los habitantes de la ciudad pueden participar en alguna de las tres categorías: infantil (menores de 13 años), juvenil (14 a 17 años) y adultos (18 en adelante). 

Los participantes deben ingresar a www.bogotaen100palabras.com, diligenciar sus datos personales y subir un relato (de máximo 100 palabras) en la plataforma. Los cuentos deben ser inéditos y sus autores tener domicilio en Bogotá. 

Para escoger a los ganadores, ‘Bogotá en 100 palabras’ cuenta con un jurado de lujo, conformado por tres reconocidos escritores de la escena nacional: Irene Vasco, escritora y promotora de literatura para niños, ganadora del premio Raimundo Susaeta y premio al Mejor Libro Infantil y Juvenil de Fundalectura, en la categoría infantil; Hugo Chaparro Valderrama, escritor, poeta y ensayista, ganador del Premio Nacional de Poesía Ministerio de Cultura, en la categoría Juvenil, y Darío Jaramillo Agudelo, poeta y novelista, abanderado de la renovación de la poesía amorosa del siglo XX en Colombia, evalúa la categoría Adultos. 

El jurado seleccionará un ganador y tres menciones especiales por categoría. A su vez, los 100 mejores relatos serán publicados en un libro de distribución gratuita y los 10 mejores serán ilustrados y divulgados en el espacio público.

El concurso irá, además, acompañado de un componente de formación que tiene como objetivo dar herramientas de escritura creativa para aquellos que quieran participar. Los talleres se realizarán en instituciones educativas, bibliotecas públicas y comunitarias, universidades y librerías. 

El anuncio de los ganadores se realizará el 30 de noviembre.

Sobre el concurso

Este concurso, creado por la Fundación Plagio en Santiago de Chile en 2001 y, desde entonces, se ha extendido por diferentes lugares del mundo, entre los que se cuentan Valparaíso, Budapest y Puebla. En sus 17 años, el concurso se ha transformado en un proyecto cultural emblemático de participación ciudadana: en total, casi medio millón de cuentos se han recibido en las diferentes ciudades y, en Santiago, cerca de 45 mil relatos originales el último año.

Con ‘Bogotá en 100 palabras’, la Alcaldía Mayor y la Cámara Colombiana del Libro, junto con todas las entidades y dependencias que trabajan en el ámbito educativo y cultural, buscan generar ambientes propicios para fortalecer aprendizajes, desarrollar la creatividad y acercar a la lectura y la escritura a niños, jóvenes y adultos de la ciudad. 

Porque una ciudad lectora es una Bogotá Mejor para Todos.